Aproximación a la Gestión De La Convivencia Escolar Desde La Prevención Basado En La Filosofía De Los Equipos Autodirigidos.

En el campo de la educación, la dinámica de la sociedad líquida exige nuevas maneras de concebir los procesos que se emprenden al interior de las instituciones educativas. En este sentido, la convivencia escolar, como aspecto esencial para la formación de ciudadanos, constituye uno de esos retos para sociedad del siglo XXI, requiere empezar a afrontar de forma distinta, pues supone un proceso complejo donde intervienen actores e incluso contextos, y en cuya interacción engendran tanto encuentros como desencuentros, que impactan el clima escolar en un establecimiento educativo o fuera de él;  emergiendo  como un fenómeno complejo que además implica múltiples factores, agentes y situaciones (Jimerson y Furlong, 2006).

 En el caso particular de esta propuesta se llevó a cabo en  institución educativa rural del Caribe colombiano en donde proliferaban  agresiones de todo tipo,  violencia,  imposición,  sometimiento,   acoso, maltrato, entre otras conducentes a un clima escolar deteriorado; de igual modo, el tratamiento e intervención para los conflictos en dicha escuela se caracterizan por la tipificación disciplinaria,  el inmediatismo para el juicio, la réplicas de lo que sucede en la sociedad, la perdida de los valores, las  explicaciones simplistas, y aplicación de  medidas punitivas antes que formativas.
En este orden de ideas, se propone la implementación en el contexto escolar, delos Equipos autodirigidos, una forma de trabajo, extraída de los círculos de calidad y aplicada con mayor rigor en el ámbito empresarial, buscando con ello, eficacia y calidad, (Evans & Lindsay 2008), como estrategia metodológica de participación y liderazgo, para el mejoramiento de la convivencia escolar desde la prevención del conflicto.
La forma organizacional mediante el trabajo de equipos autodirigidos, se fundamenta en el liderazgo compartido, la comunicación asertiva, el trabajo basado en objetivos y la participación activa de los miembros que los integran, por lo que resulta pertinente y novedoso mediar su aplicación en el campo de la educación, en beneficio del mejoramiento de los procesos de la gestión institucional que se lideran y que requieran abordarse desde las distintas aristas del entorno educativo, directivos, docentes, estudiantes, padres y demás miembros de la institución tal es el caso de la convivencia escolar, que responde por naturaleza a una perspectiva sistémica, este enfoque dado a la convivencia en la actualidad hace alusión según de Urrea, A. C., & Valderrama (2007)a una visión de conjunto, cuyos elementos integrantes del sistema no pueden estudiarse por separado, así también, alude a una forma de pensamiento en el cual las conexiones, las relaciones y el contexto determinan las características de las cosas y de los fenómenos del mundo.





Investigadores: Divina Luz Charris Ortega                         Rafael Navarro Asmar

Co-investigador: Reinaldo Rico Ballesteros. Líder Apropiación Social del Conocimiento y DTeI.

 

Vistas 129