Costumbrismo como elemento simbólico en la construcción de imaginarios colectivos

El costumbrismo es un movimiento artístico y literario que surgió en Europa a mediados del siglo XIX y que se extendió rápidamente a América Latina. Esta corriente artística busca representar las costumbres y tradiciones de un pueblo o región de forma realista y detallada, y se ha convertido en un elemento simbólico clave en la construcción de imaginarios colectivos y en el desarrollo del pensamiento crítico.

El costumbrismo, a través de sus representaciones de la vida cotidiana y las costumbres locales, permite a las personas comprender y valorar su identidad cultural. Al fomentar la reflexión sobre las raíces y las tradiciones de una sociedad, se construyen imaginarios colectivos que unen a las personas en torno a su cultura y sus valores.

Además, el costumbrismo puede tener un impacto significativo en el desarrollo del pensamiento crítico. Al presentar la realidad cotidiana de una forma objetiva y detallada, las obras costumbristas pueden desafiar y cuestionar las ideas preconcebidas de una sociedad. Al observar la vida cotidiana y las costumbres desde una perspectiva más crítica, se pueden descubrir problemas y desafíos que de otra manera no habrían sido notados.

El costumbrismo también puede tener un impacto significativo en la educación. Al involucrar a los estudiantes en el estudio y la representación de su propia cultura y tradiciones, se fomenta el pensamiento crítico y la reflexión sobre su identidad cultural. Además, se promueve la empatía y el respeto por las diferencias culturales, lo que puede llevar a una mayor comprensión y tolerancia en la sociedad en general.

El costumbrismo en los juegos infantiles es un tema que ha sido explorado por muchos autores y estudiosos de la cultura infantil. Este enfoque se centra en la forma en que los juegos tradicionales y las prácticas culturales son transmitidos de generación en generación, y cómo influyen en la formación de la identidad cultural de los niños.

En este sentido, el costumbrismo en los juegos infantiles se refiere a la práctica de transmitir y recrear juegos tradicionales que se han practicado en una comunidad durante mucho tiempo. Estos juegos suelen tener elementos simbólicos y rituales que reflejan la cultura y las tradiciones de una sociedad, y su preservación es una forma importante de mantener viva la identidad cultural de una comunidad.

Los juegos infantiles costumbristas pueden variar según la región o el país, y pueden incluir desde juegos de patio y carreras de sacos, hasta juegos de mesa y juegos de roles. Estos juegos suelen ser sencillos y accesibles, y se transmiten a través de la observación y la participación activa.

Además de su valor cultural, los juegos infantiles costumbristas pueden tener un impacto significativo en el desarrollo de los niños. Al participar en estos juegos, los niños aprenden a cooperar, a trabajar en equipo y a resolver problemas de manera creativa. También pueden desarrollar habilidades sociales y emocionales importantes, como la empatía y la compasión.

En resumen, el costumbrismo es un elemento simbólico clave en la construcción de imaginarios colectivos y en el desarrollo del pensamiento crítico. Al fomentar la reflexión sobre las raíces y las tradiciones de una sociedad, se construyen imaginarios colectivos que unen a las personas en torno a su cultura y sus valores. Además, el costumbrismo puede desafiar y cuestionar las ideas preconcebidas de una sociedad, fomentando la reflexión crítica y la comprensión cultural.

Autores:

Tito Crissien Borrero. CEO Centro de Investigación Casa del Maestro

Vanesa Rada Carranza. Investigador Fundación para la Investigación, el Desarrollo e Innovación.

Liliana Ramos. Investigador Fundación para la Investigación, el Desarrollo e Innovación.

Andrea Angulo Triana. Investigador Fundación para la Investigación, el Desarrollo e Innovación.

Jorge Bolaño Truyol. Centro de Investigación Casa del Maestro.

Erick Fruto Silva: Centro de Investigación Casa del Maestro.

Marcial Conde Hernández: Centro de Investigación Casa del Maestro

Reinaldo Rico Ballesteros. Líder Apropiación Social del Conocimiento.

Edgardo Sánchez Montero. Director Centro de Investigación Casa del Maestro

Vistas 1.315