Desarrollando la Inteligencia Emocional en los Colegios de Colombia: Una Prioridad Educativa

En el contexto educativo colombiano, realizar actividades en pro del desarrollo de la inteligencia emocional surge como un aspecto esencial para el bienestar integral de los estudiantes. Para Daniel Goleman, «la inteligencia emocional es el conjunto de habilidades que determinan nuestra capacidad para relacionarnos con los demás y con nosotros mismos de manera efectiva». Por ello se debe procurar que los niños, niñas y jóvenes aprendan a conocer, a comprender y a gestionar sus emociones tanto en el colegio como en su cotidianidad. Todo esto con el fin de construir entornos escolares saludable y fomentar relaciones interpersonales asertivas.

La inteligencia emocional no solo impacta el bienestar individual, también tiene implicaciones significativas en el componente académico. Esta permite a los estudiantes conseguir su equilibrio emocional ya que fortalecen habilidades para regular el estrés, resolver conflictos y mantener la motivación. Todo ello les facilita para afrontar situaciones académicas con mayor resiliencia y eficacia.

Es importante señalar que potenciar la inteligencia emocional en las escuelas cimienta los pilares de en una sociedad más compasiva y empática. En otras palabras, al fortalecer la empatía y la habilidad para comprender las emociones de los demás por medio de la alteridad, se fomenta el respeto mutuo y se construyen los lazos comunitarios dentro y fuera del entorno escolar.

En conclusión, el potenciar la inteligencia emocional en los procesos de enseñanza aprendizaje no solo ayuda a los jóvenes a alcanzar el éxito académico, sino que también les otorga herramientas esenciales para enfrentar los desafíos de la actualidad en su cotidianidad. En esa línea de ideas, Daniel Goleman expresa:“si sus habilidades emocionales no están en sintonía, ninguna cantidad de habilidades cognitivas va a hacer que funcione su vida». De ahí la importancia que posee este tipo de inteligencia para alcanzar la formación integral del ser humano.

Mg. Rober de Jesús Miranda Acosta.

Vistas 1.347