Despertando Mentes: El Poder de la Experimentación Multisensorial en Estudiantes en Transición

La experimentación multisensorial en estudiantes de transición es un tema crucial en educación. En la primera infancia, se sientan las bases para el desarrollo cognitivo, emocional y social. La estimulación multisensorial, al activar simultáneamente varios sentidos, enriquece la experiencia de aprendizaje, profundizando la comprensión del entorno y fortaleciendo conexiones neuronales.

El desarrollo cognitivo en la infancia implica aprender y resolver problemas, siendo fundamental nuestra intervención mediante la estimulación y el acompañamiento. Aunque algunas habilidades se adquieren en casa, la socialización en entornos adecuados es crucial para comprender el mundo. La escolarización temprana promueve habilidades como el lenguaje, la concentración y la atención, especialmente en la etapa de transición, donde los niños están ávidos de aprender.

Los educadores son piezas fundamentales en el proceso educativo de los estudiantes de transición. Su capacidad para diseñar y facilitar actividades multisensoriales marca una diferencia significativa en el desarrollo cognitivo de los niños en esta etapa crucial de sus vidas. Al adaptar estas actividades a las necesidades individuales de cada niño, los educadores reconocen la diversidad de estilos de aprendizaje y ritmos de desarrollo presentes en el aula. Esta adaptabilidad les permite brindar un apoyo personalizado, asegurando que cada niño reciba la estimulación adecuada para su crecimiento cognitivo. Además, al observar y comprender las respuestas de los estudiantes a estas actividades, los educadores pueden ajustar su enfoque y estrategias para maximizar el impacto positivo en el aprendizaje de cada niño.

Dily Daniela Torres Martínez – Estudiante de V semestre – Licenciatura en Educación Básica

Erick Futo Silva – Coordinador de Área Investigativa

Universidad de la Costa

Vistas 1.356