El Ábaco: Una Reliquia con un Propósito Educativo Vigente

En el mundo de las herramientas educativas, el ábaco emerge como una pieza histórica que desafía el tiempo y la tecnología. Aunque antiguo en su origen, su utilidad persiste en la era digital como una poderosa mediación didáctica para cultivar competencias matemáticas en estudiantes de todas las edades. El ábaco, con su estructura simple de cuentas dispuestas en varillas, ofrece una ventana única hacia el mundo de los números. Desde la antigua Mesopotamia hasta el presente, este dispositivo ha servido como una herramienta eficaz para enseñar y comprender los conceptos básicos de la aritmética. Su aplicación en el aula va más allá de la mera nostalgia histórica. El ábaco se convierte en un catalizador para el desarrollo de competencias matemáticas esenciales: En primer lugar, proporciona una representación visual y táctil de los números y las operaciones matemáticas, lo que facilita la comprensión de conceptos abstractos como la suma, la resta, la multiplicación y la división. Además, su uso requiere concentración y atención, ya que los estudiantes deben enfocarse en las cuentas y realizar cálculos de manera precisa. Finalmente, manipular las cuentas del ábaco estimula la motricidad fina y la coordinación manual, contribuyendo así al desarrollo integral de los estudiantes.

Edgardo Rafael Sánchez Montero

CoFundador De La Casa del Maestro.

Vistas 1.341