¿Es el consumismo, “esencia humana”, capacidad para un camino guiado hacia nuestra felicidad y libertad?

Desde épocas anteriores la humanidad se adapta a los nuevos métodos para una mejor sociedad de consumo, es por eso que evolucionamos en nuestras capacidades para pensar, desarrollar y producir de acuerdo a las necesidades del ser humano, creamos estrategias para una mejor vida y llegar a la meta más deseada que es la felicidad, es un sentimiento tan vivo pero que se esfuma velozmente, ya que no somos personas conformistas siempre queremos mucho más para una mejora futura.

 Vivimos en una sociedad donde lo moderno abunda, donde existen métodos de evolución constante para aumentar capacidades de desarrollo en la humanidad, es un hecho que como seres humanos gracias a nuestra naturaleza poseemos un raciocinio dispuesto a ser curioso y no simplemente profundizar en un solo pensamiento o ideología sino a llegar a creer en las cosas impredecibles para poder adquirir conocimientos ya que cada persona puede tener un precepto diferente sobre lo bueno y lo malo, por esa razón buscamos la respuesta a ello.

Solo es cuestión de saber sobrevivir y adaptarse para tener experiencias y no nos limiten al consumo pero desafortunadamente no será beneficiario para todo el mundo debido que llegamos a tener ese nombre de “Sociedades ilimitadas y limitadas” donde se evidencian las pocas personas que pueden consumir de una manera compulsiva y las muchas que tiene que limitarse a solo comprar lo que necesitan, es nada más y nada menos que estamos en un mundo donde todo lo mueve el capital, donde rigen los poderes y la economía es el esplendor del día a día, empieza siendo una buena repercusión debido a un gran impacto positivo ya que más producción, más consumidores y mayor capital para poder desarrollar y poder invertir. No es algo simplista para tomarlo como un beneficio es algo la verdad complejo para las personas que no tienen un buen sustento económico, llegaran los pensamientos de ser el consumismo una oportunidad de todos los aspectos laborales, económicos, sociales entre otros y la respuesta es no ya que con el incremento del consumismo hay una mayor demanda y una gran evolución de la tecnología y no necesitaran de trabajadores para que hagan su labor, por eso hay que tener en cuenta que no es malo consumir para la esencia humana ya que satisface las necesidades básicas pero la manera en cómo utilizan y logran tener una manipulación gracias al marketing, usan este método para un mayor consumo compulsivo, más que nada al pensar en las capacidades ya sea entre otras como biológicas, psicológicas, intelectuales, religiosas, entre otras, conlleva a que los vendedores no solamente piensen en su necesidad sino pensar mucho más para que en cualquier momento sin pensar veas algo para comprar adquieras la necesidad de quererlo, así puedes hacerlo frecuentemente hasta volverte un consumidor compulsivo.

Existen diferentes aspectos por los cuales una persona quiera adquirir un producto:

  1. Anteriormente dicho, el marketing es una manera de poder atraer apersonas gracias a sus anuncios, publicidad alusiva que atraiga a los consumidores aun así no lo necesites,
  2. La presión social es un factor importante en la sociedad del consumo el cual incita a las mismas personas el tener que adquirir un producto específico para poder encajar en la sociedad y optes por volver hacerlo gracias a la gran influencia en tu círculo social. Frecuentemente las personas suelen preguntarse acerca de su libertad, solamente es cuestión de consumir lo que producen para una necesidad propia y es gracias a tu autonomía asumir la responsabilidad de necesidad, pero ¿en verdad el consumismo les está devolviendo a los seres humanos la libertad?, cabe aclarar que existen ciertas influencias las cuales nos hacen tomar decisiones acerca de las cosas elegibles, en nuestras capacidades de producir pero esto varía de acuerdo a las creencias que conforman nuestra moralidad y como esos accesos cuestionan nuestras elecciones personales, según nos hace ver que nos quiere llevar a una felicidad que la verdad probablemente es inexistente, porque el ser humano no se quedara conforme siempre querrán algo más para poder consumir y satisfacerse pero logran cuestionarnos hasta de nuestro propio criterio y es donde salen a flotes esos pensamientos de conciencia lleno de valores positivos y negativos que nos hacen dudar sobre hacer lo correcto, debemos de pensar de acuerdo a las necesidades de todos y que surjan leyes para imprimir esos impulsos para que no nos lleven al egoísmo.

A veces el tratar de entender al ser humano para lograr tener una sociedad futurista excluyen a los que de verdad pueden lograr un gran cambio en ella porque aun así sea alguien de un status económico bajo consume al igual que una persona con una buena estabilidad económica, un animal o una planta sino que la forma es diferente, desean tener un equilibrio en el consumismo pero es algo que no pasará debido al movimiento constante del capital en el mundo siempre necesitaran algo más y que las personas no se cansen de consumir, es un juicio moral evidente que pone en juego la ética del consumo pero es cuestión de tiempo para tener en cuenta que nosotros mismos como consumidores dirigimos nuestro consumo por beneficio.

En el caso del proletariado buscan como llenar sus necesidades para así mantenerse en una postura neutral y seguir consumiendo de acuerdo con sus recursos y estabilidades, donde también deberían de luchar por sus derechos y asumir sus responsabilidades y no ser conformistas.

Aristóteles y Kant plantean de manera algo asertiva distintos pensamientos para poder controlar y reivindicar el consumo masivo, Aristóteles plantea que la esencia humana es la capacidad para poder conducirnos a la meta tan esperada llamada felicidad, pero también Kant nos habla sobre la autonomía y regir para una mismo como persona el estar dispuesto a sacrificar y no ser compulsivos para que se rija una mejor sociedad.

Esto pone en centro de debate distintos pensamientos e ideologías que para cualquier ser humano desde su perspectiva es significativa para ellos pero no pueden parar, necesitan poder entendernos para tratar de mediar el consumo masivo e incluir una mejora para las sociedades limitadas en lo que podemos conocer como el Tercer Mundo, es difícil plantear iniciativa sabiendo que gracias a estos acontecimientos logramos cuestionarnos acerca de ser éticos del consumo y saber que camino elegir para una libertad digna de vida y una felicidad absuelta de actitudes y en algunos momentos momentánea.

REALIZADO POR:

Estudiante Comunicación y Medios digitales (Sem I): LAURA SOFÍA UTRIA MENA.

Docente Análisis retrospectivo de la historia: Mg Reinaldo Rico Ballesteros.

Mayo 6/2022

Vistas 120