Formación ciudadana en Colombia: avances, desafíos y perspectivas para el fortalecimiento de la democracia

Introducción

La formación de ciudadanos conscientes de sus derechos y deberes es esencial para el fortalecimiento de la democracia en cualquier sociedad. En Colombia, la educación ciudadana se ha considerado un pilar fundamental para construir una cultura de paz y reconciliación, promover la participación ciudadana, la transparencia y la rendición de cuentas. En este sentido, el presente balance crítico aborda el estado de las competencias ciudadanas en Colombia desde el 2013 hasta el 2022.

En primer lugar, se analizará el marco normativo que rige la educación ciudadana en el país, y se describirán los principales programas y estrategias implementados en este ámbito. Posteriormente, se hará una evaluación de la efectividad de estas iniciativas, identificando sus fortalezas y debilidades. Finalmente, se plantearán algunas recomendaciones para mejorar la formación ciudadana en el país.

Marco normativo

En Colombia, la educación ciudadana está respaldada por una serie de normas y políticas públicas que buscan promover la formación integral de los ciudadanos. En este sentido, la Ley 115 de 1994, establece que uno de los fines de la educación es «formar al ciudadano en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia». Asimismo, la Ley 1448 de 2011, que regula la reparación integral a las víctimas del conflicto armado, establece que una de las medidas de reparación es la «formación ciudadana para la construcción de una cultura de paz y reconciliación».

Además, en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 «Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad», se establece como uno de los objetivos del Gobierno Nacional «promover la educación ciudadana para la participación activa y responsable en la vida democrática del país». Para alcanzar este objetivo, se han implementado diversas estrategias y programas que se describen a continuación.

Programas y estrategias implementados

Una de las principales iniciativas del Gobierno Nacional en el ámbito de la educación ciudadana es el Programa Nacional de Educación para la Democracia (PNED), que busca promover la formación ciudadana en las escuelas y colegios del país. Este programa se desarrolla a través de tres estrategias: «Escuela y Democracia», «Jóvenes por la Democracia» y «Ciudadanía Activa». La estrategia «Escuela y Democracia» tiene como objetivo principal fomentar la cultura democrática en las instituciones educativas, a través de la implementación de proyectos pedagógicos que promuevan la participación ciudadana, el diálogo y la construcción colectiva de soluciones a problemáticas locales.

Por su parte, la estrategia «Jóvenes por la Democracia» busca fortalecer el liderazgo juvenil y la participación ciudadana de los jóvenes en la construcción de una sociedad más justa y equitativa. A través de esta estrategia se han desarrollado proyectos pedagógicos en más de 800 colegios del país, que han permitido la formación de más de 13.000 líderes juveniles. Finalmente, la estrategia «Ciudadanía Activa» tiene como objetivo fomentar la participación ciudadana en la toma de decisiones de los gobiernos locales y regionales, a través de la implementación de herramientas de participación ciudadana como el presupuesto participativo y las veedurías ciudadanas.

Otra iniciativa importante en el ámbito de la educación ciudadana es el Programa Nacional de Formación Ciudadana para la Reconciliación y la Convivencia (PNFCRC), que busca promover la formación ciudadana para la construcción de una cultura de paz y reconciliación en el país. Este programa se desarrolla a través de tres líneas de acción: «Formación Ciudadana para la Reconciliación y la Convivencia», «Fomento de la Participación Ciudadana para la Reconciliación y la Convivencia» y «Fortalecimiento de la Cultura de Paz y Convivencia».

Además de estos programas, existen otras iniciativas en el ámbito de la educación ciudadana en Colombia, como el Programa de Participación Ciudadana y Control Social, que busca fomentar la participación ciudadana en la gestión pública, y el Programa de Fortalecimiento de la Democracia, que busca fortalecer las instituciones democráticas del país.

Evaluación de la efectividad de las iniciativas

A pesar de la implementación de diversas estrategias y programas en el ámbito de la educación ciudadana en Colombia, aún existen retos importantes que deben ser abordados para fortalecer la formación ciudadana en el país. En primer lugar, se debe garantizar una mayor articulación entre las distintas iniciativas y programas, de manera que se puedan aprovechar las sinergias y lograr una mayor eficacia en la formación ciudadana.

Asimismo, es necesario evaluar con mayor rigurosidad la efectividad de estas iniciativas, de manera que se puedan identificar las fortalezas y debilidades de cada una de ellas y hacer los ajustes necesarios para mejorar su impacto. En este sentido, es importante destacar la necesidad de contar con indicadores claros y precisos que permitan medir el impacto de las iniciativas en la formación ciudadana.

Por otro lado, se debe prestar mayor atención a la formación ciudadana en las zonas rurales y en las comunidades más vulnerables del país, donde los niveles de exclusión y marginación son mayores. Es fundamental garantizar el acceso a la educación ciudadana a todos los ciudadanos, sin importar su lugar de residencia o su condición social.

Por último, se debe promover una mayor participación ciudadana en la toma de decisiones de los gobiernos locales y regionales, de manera que se puedan fortalecer los mecanismos de control social y de rendición de cuentas. En este sentido, es fundamental promover la implementación de herramientas como el presupuesto participativo y las veedurías ciudadanas, que permitan a los ciudadanos tener un mayor control sobre la gestión pública.

Recomendaciones

En base a lo anterior, se plantean las siguientes recomendaciones para fortalecer la formación ciudadana en Colombia:

Promover una mayor articulación entre las distintas iniciativas y programas en el ámbito de la educación ciudadana.

Evaluar con mayor rigurosidad la efectividad de las iniciativas, de manera que se puedan identificar las fortalezas y debilidades de cada una de ellas y hacer los ajustes necesarios para mejorar su impacto.

Contar con indicadores claros y precisos que permitan medir el impacto de las iniciativas en la formación ciudadana.

Prestar mayor atención a la formación ciudadana en las zonas rurales y en las comunidades más vulnerables del país.

Promover la participación ciudadana en la toma de decisiones de los gobiernos locales y regionales, a través de herramientas de participación ciudadana como el presupuesto participativo y las veedurías ciudadanas.

Fortalecer los mecanismos de control social y de rendición de cuentas en el ámbito de la gestión pública.

A pesar de los avances realizados, aún existen importantes retos que deben ser abordados para fortalecer la formación ciudadana en Colombia, como garantizar una mayor articulación entre las distintas iniciativas y programas, evaluar con mayor rigurosidad la efectividad de estas iniciativas, prestar mayor atención a la formación ciudadana en las zonas rurales y en las comunidades más vulnerables del país, promover la participación ciudadana en la toma de decisiones de los gobiernos locales y regionales, y fortalecer los mecanismos de control social y de rendición de cuentas en el ámbito de la gestión pública.

Autores:

Ana María Miranda Tapias. Docente de la Institución Educativa Departamental de Básica y Media San Antonio Cerro San Antonio Magdalena.

Reinaldo Adolfo Rico Ballesteros. Líder Apropiación Social. Universidad de la Costa.

Vistas 1.259