Importancia de la lectura en el desarrollo del pensamiento crítico en la educación media.

La lectura crítica se define como una actividad compleja que permite reflexionar, analizar y evaluar sobre los textos. En la educación media, la promoción de la lectura crítica juega un papel significativo para fortalecer en el desarrollo intelectual de los estudiantes. En palabras de Neil Gaiman, «la lectura es una herramienta poderosa, una forma de empoderar a las personas y un medio para entender el mundo que les rodea». Esta herramienta le brinda conocimientos, habilidades y actitudes para ver el mundo de forma reflexiva, cuestionarse y cuestionar la información que lo rodea y tomar mejores decisiones.

En ese orden de ideas, hay una frase famosa del pedagogo brasileño Paulo Freire quien afirma que «la lectura del mundo precede a la lectura de la palabra». En esta idea resalta la importancia de contextualizar la lectura, teniendo como referencia los marcos culturales y sociales donde se da el proceso lector. Esto posibilita el desarrollo de la lectura crítica. Para tal fin, es imperante que los docentes no solo se focalicen en enseña habilidades lingüísticas, sino que despierten y aviven  la conciencia crítica sobre cuestiones sociales y políticas en los procesos de enseñanza aprendizaje.

En otras palabras, la lectura crítica en la educación media no solo se trata de leer textos porque sí, sino de profundizar en él, identificando las ideologías presentes o las que se obvian, los argumentos empleados por el autor para sustentar sus ideas, las diferentes perspectivas presentes en el texto. Para materializar esta meta, el docente juega un papel crucial como manifiesta el semiótico Umberto Eco: «la tarea del educador moderno no es cortar la selva, sino enseñar al estudiante a manejar su machete».

Finalmente, la lectura crítica en la educación media no solo busca que los  jóvenes obtenga éxito académico, sino que también les brinde las habilidades, actitudes y conocimientos necesarios para ser ciudadanos proactivos, que influyan de manera significativa y ética en esta sociedad del conocimiento. En palabras de John Dewey, «la educación no es preparación para la vida; la educación es vida misma».

Mg. Rober de Jesús Miranda Acosta.

Vistas 1.346