Introspección Educativa.

Ante las características de la “Sociedad del Cansancio”, emerge en estos días en el Caribe colombiano, una mirada introspectiva en el ámbito de lo educativo. No solamente esta consideración fue fruto de intelectuales dedicados a la educación, sino que confluyeron diversos miembros de nuestras familias en pleno desarrollo de la Semana Santa; lo cual nos condujo a la escucha activa de lo que cada uno narrara desde su experiencia. Dos años sin interacción directa con lo que usual y cotidianamente se hace en un aula de clases, generó múltiples sospechas y una en particular llamó nuestra atención: La libertad.  Ante lo cual nos preguntábamos ¿Está la escuela formando a personas humanas para la libertad? La interpretación de los menores nos cuestionó al señalar que si bien se han evidenciado avances en el orden de expresarse, decir cosas, solicitar por diversos canales algunas necesidades que se creen insatisfechas, estas sinceramente, no bastan.
La escuela hoy necesita de un docente que estimule el poder pensar, que en esa interacción al estilo Kantiano, se aprenda a pensar para que efectivamente se pueda emitir una idea, un razonamiento, es decir podamos mitigar esa condena de “zombis” que la sociedad de consumo ha construido, pero que paradójicamente, el docente como intelectual de la sociedad, parece en algunas ocasiones olvidarlo, pues mismo se ha de apegar al cumplimiento de indicadores, a la estandarización del conocimiento, a la lógica de la data como nuevo culto de la educación. No es el desconocimiento de nuevas formas de conocimiento, es la posibilidad de hacer creaciones pedagógicas en función de la libertad. Estamos hiperconectados y repitiendo sin beneficio de inventario un cumulo de palabras que no sabemos ni el sentido de estas, bajo el mismo esquema de lo que hace en clases. Pareciera que la experiencia de dos años, no han afectado el quehacer docente. Seguimos haciendo ahora mucho más por el cumplimento de indicadores, pero de lo mismo en el juego de la Calidad Educativa. 
 
Reinaldo Rico Ballesteros. Líder Apropiación Social del Conocimiento y DTeI.

Vistas 146