La fábula como mediación pedagógica para la metacognición y la metacomprensión en niños de básica primaria en Colombia

La fábula es un género literario breve y conciso que ha sido utilizado desde hace siglos para enseñar lecciones morales y éticas. Su estructura simple, su lenguaje accesible y la presencia de animales antropomórficos hacen que las fábulas sean muy atractivas para los niños, ya que les permiten reflexionar sobre su comportamiento y desarrollar habilidades de pensamiento crítico.

En Colombia, la fábula ha sido una herramienta pedagógica ampliamente utilizada en la enseñanza de valores y principios éticos a los niños de básica primaria. Sin embargo, su potencial como mediación pedagógica para la metacognición y la metacomprensión ha sido poco explorado. En este artículo, se explorará cómo la fábula puede ser utilizada para desarrollar estas habilidades cognitivas en los niños de básica primaria en Colombia.

¿Qué es la metacognición y la metacomprensión?

La metacognición se refiere a la capacidad de una persona para reflexionar sobre su propio proceso de pensamiento. Implica la capacidad de comprender cómo se aprende y cómo se resuelve un problema. Por otro lado, la metacomprensión se refiere a la capacidad de una persona para comprender cómo se comprende. Es decir, cómo se procesa y se retiene la información.

La metacognición y la metacomprensión son habilidades fundamentales para el aprendizaje y el desarrollo cognitivo de los niños. Permiten a los estudiantes ser más conscientes de sus fortalezas y debilidades, lo que les permite ajustar sus estrategias de aprendizaje para lograr mejores resultados. Además, estas habilidades les permiten a los estudiantes desarrollar una comprensión más profunda de los conceptos y temas que están aprendiendo.

Cómo la fábula puede ser utilizada como mediación pedagógica para la metacognición y la metacomprensión

La fábula es una herramienta pedagógica efectiva para desarrollar la metacognición y la meta comprensión en los niños de básica primaria. La estructura simple y la narrativa atractiva de las fábulas permiten a los niños reflexionar sobre su propio proceso de pensamiento y comprensión. A continuación, se presentan algunos ejemplos de cómo la fábula puede ser utilizada para desarrollar estas habilidades cognitivas.

Reflexionar sobre la resolución de problemas

La mayoría de las fábulas tienen una enseñanza moral que se puede aplicar a la vida real. Al discutir la enseñanza de una fábula con los niños, se les puede pedir que piensen en situaciones similares que hayan enfrentado en su propia vida y cómo podrían aplicar la enseñanza de la fábula para resolver el problema. Por ejemplo, si se lee la fábula «La zorra y las uvas», se les puede pedir a los niños que piensen en situaciones en las que hayan querido algo que no pudieran tener y cómo podrían haber manejado esa situación de manera diferente.

Identificar los elementos de la narrativa

Las fábulas tienen una estructura simple que consta de personajes, un problema y una solución. Al identificar estos elementos en la narrativa, los niños pueden comprender mejor cómo se construyen las historias y cómo se comunican las ideas a través de la literatura. Por ejemplo, después de leer la fábula «La liebre y la tortuga», se les puede pedir a los niños que identifiquen los personajes, el problema y la solución de la historia. Luego, se les puede pedir que discutan cómo estos elementos se relacionan con la enseñanza moral de la fábula.

Analizar los diferentes puntos de vista

En muchas fábulas, los personajes tienen diferentes perspectivas y puntos de vista. Al analizar estos puntos de vista, los niños pueden comprender mejor cómo se forman las opiniones y cómo se pueden llegar a acuerdos. Por ejemplo, en la fábula «El león y el ratón», se les puede pedir a los niños que discutan las perspectivas del león y el ratón y cómo llegan a un acuerdo al final de la historia.

Reflexionar sobre el propio proceso de comprensión

Después de leer una fábula, se puede pedir a los niños que reflexionen sobre su propio proceso de comprensión. ¿Qué partes de la historia fueron más fáciles de entender? ¿Qué partes fueron más difíciles de entender? ¿Qué estrategias utilizaron para comprender la historia? Al reflexionar sobre su propio proceso de comprensión, los niños pueden identificar sus fortalezas y debilidades y ajustar sus estrategias de aprendizaje en consecuencia.

Crear sus propias fábulas

Finalmente, se les puede pedir a los niños que creen sus propias fábulas. Al crear sus propias historias, los niños pueden poner en práctica sus habilidades de metacognición y meta comprensión. Deben pensar en el problema que quieren abordar, los personajes que lo enfrentan y la solución que se encuentra. Al crear sus propias historias, los niños pueden reflexionar sobre su propio proceso de pensamiento y comprensión.

Conclusiones

La fábula es una herramienta pedagógica efectiva para desarrollar la metacognición y la meta comprensión en los niños de básica primaria en Colombia. La estructura simple y la narrativa atractiva de las fábulas permiten a los niños reflexionar sobre su propio proceso de pensamiento y comprensión. Al utilizar la fábula como mediación pedagógica, se pueden desarrollar habilidades de pensamiento crítico y comprensión profunda en los niños, lo que les permitirá ser más conscientes de sus fortalezas y debilidades, y ajustar sus estrategias de aprendizaje para lograr mejores resultados.

 

Es importante que los docentes en Colombia utilicen la fábula como una herramienta pedagógica más ampliamente y de manera intencional para desarrollar la metacognición y la meta comprensión en sus estudiantes. Los niños pueden beneficiarse enormemente de la reflexión sobre su propio proceso de pensamiento y comprensión, lo que les permitirá ser más eficientes y efectivos en su aprendizaje.

Autores:

Ana María Miranda Tapias. Docente de la Institución Educativa Departamental de Básica y Media San Antonio Cerro San Antonio Magdalena.

Reinaldo Adolfo Rico Ballesteros. Líder Apropiación Social. Universidad de la Costa.

Vistas 1.280