Marco Teórico

ANÁLISIS, RESULTADOS Y DISCUSIÓN UNA MIRADA DESDE LA INVESTIGACIÓN
 

La investigación vista desde los procesos académicos es concebida como uno de los pilares de la educación, por su carácter experimental e intelectual, que comprende un conjunto de métodos sistemáticos encaminados a ampliar, desarrollar, analizar y reflexionar sobre temáticas de índole científica, humanístico y/o social.  Hablar de investigación involucra generalmente una errada concepción y apreciación de lo que realmente representa, asumidos por extensos discursos y una escritura poco relevante, haciéndola esquiva de interés para los educandos, dejando de lado su verdadera esencia como proceso autónomo, su labor epistemológica y con fines de trasformación de la realidad.

En este sentido, Hernández Sampieri (2014), Asume la “La investigación como un conjunto de procesos sistemáticos, críticos y empíricos que se aplican al estudio de un fenómeno o problema”. Con el objetivo de explorar a un escenario poco conocido donde la “interpretación, la discusión y el análisis” toma un valor notable; es una invitación a transcender lo aprendido, donde el estudiante se empoderará de herramientas conceptuales para ampliar sus conocimientos, en el que desarrollará competencias, habilidades y destrezas para enfrentar las diferentes exigencias de la actualidad.

Uno de los inconvenientes por el cual pasa un investigador, es saber del por qué y para qué de la investigación, saber con precisión cual o cuales han sido los referentes o aportes mas relevantes sobre la temática en la cual se trabaja, con el fin de indagar, consultar y aumentar su conocimiento, como también con el objetivo de no reproducir un trabajo logrado. Es por ello, por lo que generar un “marco teórico” va más allá de un orden lógico y coherente de elementos teóricos, naturales de la búsqueda exhaustiva de las fuentes bibliográficas confiables y que son la base de la investigación. El marco teórico es la esencia misma de la investigación, es donde confluyen teorías, conceptos, referentes y acontecimientos importantes y relevantes que fundamentan y respaldan la investigación, haciéndola confiable y veraz y del cual se derivaran los análisis y la discusión al termino de ésta.

La educación actual requiere que los estudiantes desarrollen competencias y habilidades para la vida, que evidencien situaciones que les permitan enfrentar las diferentes exigencias de la actualidad. Para tal fin se hace indispensable el buen análisis de un suceso o de un fenómeno de donde se pueda obtener y recabar la información necesaria para su divulgación.

En consonancia se hace necesario articular dos escenarios para la generación de conocimiento vista desde la investigación; el primero es el “marco teórico”, y el segundo, el “análisis y la discusión” de dichos resultados, pieza clave e importante donde el investigador triangula la información obtenida o hallada con los soportes que fueron la base de su investigación. Al respecto Olsen (2004), considera, que en la triangulación “se genera un diálogo que prospera con el contraste entre aquello que parece evidente y los descubrimientos con las interpretaciones oficiales sobre un determinado objeto de estudio”. (Citado en Villas, Galitó, García, Jové y Macarulla 2013). Todo esto con el fin de conseguir y evidenciar la comprensión de la realidad estudiada. Es clave puntualizar que estos procesos investigativos son los que posibilitarán la adquisición de conocimiento en las aulas, siempre y cuando haya una retroalimentación que sea dirigida al análisis, a la reflexión y al contraste de lo hallado.

Autor: Erick Fruto Silva. 

Vistas 99