Trazando caminos: estrategias lúdicas para el aprendizaje el inglés en la educación primaria.

El mundo actual experimenta cambios constantes y se mantiene en un estado evolutivo marcado, lo que ha llevado al desarrollo de grandes potencias en diversos aspectos, incluyendo el ámbito educativo. En este contexto, surge la necesidad de abordar ciertas problemáticas que afectan el aprendizaje de idiomas, como el inglés, en estudiantes de educación básica primaria.  Indiscutiblemente el inglés cada vez más se ha convertido en una herramienta de comunicación global sin fronteras, y su inclusión en el currículo escolar busca brindar mejores oportunidades futuras a los educandos. Sin embargo, se enfrentan desafíos, especialmente en países latinoamericanos, donde las diferencias entre la escritura y la pronunciación del inglés generan dificultades en su aprendizaje. 

El análisis de varios estudios muestra que la implementación de estrategias lúdicas particularmente al ser aplicadas en la enseñanza del inglés puede tener un impacto significativo en la motivación, participación y rendimiento académico de los estudiantes. Estas estrategias promueven un ambiente dinámico y divertido, propiciando una mayor conexión con los contenidos y un compromiso profundo con el aprendizaje, un excelente complemento curricular al aplicarse.  

Por lo tanto, se puede decir que el aplicar estrategias lúdicas en el aprendizaje de inglés de los estudiantes de primaria es un instrumento poderoso que puede mejorar significativamente el aprendizaje y preparar a los estudiantes para el mundo globalizado. Las inversiones en recursos y capacitación docente deben continuar aumentando fortalecimiento del dominio de esta segunda lengua y mejorar los resultados de las evaluaciones institucionales, de modo que al estudiante tengan una información integral que sin duda le enseñen habilidades importantes en diversas áreas de la vida.  

En este sentido, es crucial reconocer que el enfoque lúdico no solo proporciona beneficios tangibles en términos de habilidades lingüísticas, sino que también fomenta el desarrollo de habilidades socioemocionales. Al involucrar a los estudiantes en actividades divertidas y atractivas, se promueve la colaboración, la creatividad, la resolución de problemas y la autoconfianza, aspectos fundamentales en su crecimiento integral y adicional a esto se notará a futuro como al tener acceso a otro idioma les permitirá la comunicación con otras personas y culturas que puede llegar a ser un eslabón de oportunidades.  

Por último, es esencial destacar el papel vital que desempeñan los educadores en la implementación efectiva de estas estrategias. La formación continua y el acceso a recursos actualizados son clave para asegurar que los docentes estén equipados con las herramientas necesarias para crear entornos de aprendizaje dinámicos y estimulantes que impulsen el dominio del inglés y el éxito académico de sus estudiantes. 

Georgina Marenco Polo – Estudiante de V semestre – Licenciatura en Educación Básica

Erick Futo Silva – Coordinador de Área Investigativa

Universidad de la Costa

Vistas 1.355