Juegos infantiles como mediación didáctica para el Desarrollo del Pensamiento Crítico: Las Rondas

Las rondas infantiles son una actividad muy común en las escuelas y en la infancia, en la cual los niños cantan y bailan en círculo. A pesar de su carácter lúdico, se ha demostrado que las rondas pueden tener un impacto positivo en el desarrollo cognitivo y social de los niños.

De acuerdo con un estudio de Gómez, Ojeda y López (2016), las rondas infantiles son una forma efectiva de fomentar el desarrollo del pensamiento crítico en los niños. Estas actividades involucran la observación, la escucha, el análisis y la reflexión, habilidades fundamentales para el pensamiento crítico.

Además, las rondas infantiles también promueven el trabajo en equipo y la colaboración entre los niños. Según un estudio de Cruz et al. (2018), la participación en actividades colectivas como las rondas fomenta el desarrollo social y emocional de los niños, lo que a su vez mejora su capacidad para relacionarse con los demás y resolver conflictos de forma constructiva.

Otro estudio de González (2017) sugiere que las rondas infantiles también pueden ser una herramienta para mejorar la atención y la concentración en los niños. Cantar y bailar en círculo requiere coordinación y concentración, lo que puede ayudar a los niños a mejorar su capacidad para enfocarse en una tarea específica.

Además, las rondas infantiles son una forma divertida y atractiva de aprender, lo que aumenta la motivación y el interés de los niños por el aprendizaje. Según un estudio de Merino y Gutiérrez (2017), las rondas infantiles son una herramienta útil para fomentar el aprendizaje significativo y la retención de información en los niños. De allí que en la tesis «Las rondas infantiles en el desarrollo de la creatividad en niños y niñas de 5 a 6 años en el año 2021» de las autoras Cabrera Alemán y Simbaña Paucar, se explora el impacto de las rondas infantiles en el desarrollo de la creatividad en niños y niñas de entre 5 y 6 años. La investigación se llevó a cabo en el año 2021 en Quito, y se basó en una muestra de 40 niños y niñas, en donde la tesis presenta una revisión bibliográfica completa y actualizada sobre la creatividad y su relación con las actividades lúdicas, especialmente las rondas infantiles. Las autoras argumentan que las rondas infantiles pueden ser una herramienta eficaz para fomentar la creatividad en los niños, ya que estas actividades implican la exploración, la experimentación y la improvisación, elementos fundamentales para el desarrollo de la creatividad.

Las autoras ofrecen sugerencias y recomendaciones para futuras investigaciones y para la práctica educativa, enfatizando en la importancia de las actividades lúdicas y el papel de los educadores en fomentar la creatividad en los niños y niñas.

En síntesis, las rondas infantiles se vinculan al desarrollo de la creatividad en niños y niñas como un proceso interesante entre lo cognitivo y volitivo, pues los mismos suelen hacer apología al desarrollo de la creatividad en los niños y niñas. Es una dimensión recomendada para educadores, investigadores y cualquier persona interesada en el desarrollo infantil y la educación, pues las mismas pueden alcanzar un impacto positivo en el desarrollo cognitivo y social de los niños. A través de las rondas, los niños pueden desarrollar habilidades fundamentales para el pensamiento crítico, como la observación, el análisis y la reflexión. Además, las rondas también promueven el trabajo en equipo, la concentración y la motivación por el aprendizaje. Por tanto, las rondas infantiles pueden ser una herramienta valiosa para la educación y el desarrollo de los niños.

Autores:

Tito Crissien Borrero. CEO Centro de Investigación Casa del Maestro

Vanesa Rada Carranza. Investigador Fundación para la Investigación, el Desarrollo e Innovación.

Liliana Ramos. Investigador Fundación para la Investigación, el Desarrollo e Innovación.

Andrea Angulo Triana. Investigador Fundación para la Investigación, el Desarrollo e Innovación.

Jorge Bolaño Truyol. Centro de Investigación Casa del Maestro.

Erick Fruto Silva: Centro de Investigación Casa del Maestro.

Marcial Conde Hernández: Centro de Investigación Casa del Maestro

Reinaldo Rico Ballesteros. Líder Apropiación Social del Conocimiento.

Edgardo Sánchez Montero. Director Centro de Investigación Casa del Maestro

Vistas 1.302